Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Mercedes-AMG SL 43 surcando la ciudad del futuro

Con el nombre de Hallyu, la ola coreana, se define la creciente influencia de la cultura de Corea del Sur en el mundo. Descubrimos su capital a bordo de un Mercedes-AMG SL 43, una perfecta combinación de tradición y modernidad.

12.04.2024 // Texto: Hendrik Lakeberg // Fotos: David Sheldrick

2 minutos de lectura
6

COMPARTIR

Las luces de Seúl iluminan de colores los rascacielos de cristal y el Mercedes-AMG SL 43 con el que la exploraremos esta noche. Su reluciente tono azul (azul espectral, para ser más precisos) brilla en el crepúsculo y se funde con las luces. Aunque a estas horas hay poco tráfico, las pequeñas calles de la ciudad, con sus restaurantes y paseos, tienen mucha vida. Ara, YJ, Sam y Namu, los cuatro jóvenes que nos acompañan en esta velada, nos hablan de sí mismos y de un país que disfruta de una creciente popularidad y marca tendencia en tecnología, cultura, moda… ¿Ejemplos? El K-Pop (pop coreano) está entre la música de entretenimiento más rentable y deseada del sector o las marcas de moda y productos de belleza made in Korea que están muy cotizadas en el extranjero. Este fenómeno tiene un nombre: Hallyu, la ola coreana.

TECNOLOGÍA CON ESTILO

Aparcamos el SL en un pequeño estacionamiento justo frente al restaurante Pepe Zoo. Es una cálida  noche de principios de primavera. Sin lluvia a la vista, llevamos la capota abierta. Los transeúntes se detienen para ver de cerca nuestro Mercedes-AMG SL 43 y contemplar su diseño que combina la tecnología digital con los elementos de estilo que lo conectan con el ilustre pasado de la familia SL. A este estilo lo llamamos “hiperanálogo”. Con su combinación de valores tradicionales y tecnología puntera, el SL encaja en esta ciudad, no solo visualmente sino también simbólicamente.

GGANBU, CONECTADOS POR LA TRADICIÓN

Un valor importante en la cultura coreana es el llamado Gganbu, la calidez y la proximidad que surge entre conocidos que comparten una historia común. Algo de eso percibimos esta noche, a pesar de que ninguno de nuestros cuatro acompañantes se conocía de antes. Sam es el mayor, un talento del K-pop que ahora compone sus propias canciones y ha dado conciertos en 70 países junto a su grupo Lunafly. YJ es periodista y ha trabajado durante unos años en Nueva York. A su lado se sienta Namu, que solo está aquí por unos meses para formarse como cineasta. La más joven, Ara, trabaja como modelo y acaba de regresar de Italia, donde se ha criado.

El discreto emplazamiento del Pepe Zoo, que está muy bien considerado en Seúl, es un regalo para los amantes de la cocina italiana. A los coreanos, les encanta salir a cenar y compartir ese momento. Aquí actores y estrellas del pop se entremezclan con la gente habitual del barrio y los viandantes que encuentran el local por casualidad. Su jardín es un oasis techado en el corazón de la ciudad.

Regresamos al Mercedes-AMG SL 43. La luz acentúa el color de la carrocería. Recorremos la ciudad atraídos por las luces. Todos compartimos el mismo sentimiento: Seúl es una ciudad del futuro.

TRADICIÓN Y FUTURO EN ARMONÍA

Nos movemos en diferentes vehículos. Ara y Sam disfrutan con el Mercedes-AMG SL 43 surcando elegantemente las arterias de la gran ciudad. YJ y Namu les siguen con un Clase E. Aunque AMG es particularmente popular entre la juventud local, y a algunos influencers y estrellas del K-pop les encanta dejarse ver con nuestros modelos más deportivos, el Clase E es el Mercedes-Benz que triunfa en Corea.

Recorremos Apgujeong con sus grandes centros comerciales llenos de marcas internacionales de lujo. “A  los coreanos nos gustan las cosas bonitas e invertirmos en ellas. También nos gusta vestir bien. Vivimos el momento. Lo que hace que el estilo coreano sea único”, comenta YJ.

Esto también se nota en el barrio de la Universidad de Konkuk, donde muchos de sus bares abren durante toda la noche. La música surge de los escaparates mientras el AMG SL pasa por delante.

Decidimos parar una última vez en Gangnam. Este distrito financiero, que saltó a la fama por la canción Gangnam Style de Psy (que también simboliza el éxito del país). Aparcamos el Mercedes-AMG SL 43 delante de un pequeño restaurante donde se sirve el mejor pollo frito de Seúl. Anidado entre los rascacielos, este establecimiento representa el lado más tradicional del país, ese que mima las tradiciones pero a la vez se adentra con optimismo en el futuro. Como el círculo dividido de la bandera coreana: el ying y el yang, la armonía entre los opuestos.

COMPARTIR

También te gustará

Acompáñanos a un viaje por nuestro universo Mercedes-Benz lleno de nuevas experiencias. Suscríbete y descúbrelos.