Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La llanta como el centro de todo

Diseño, estética, estilo, pero también seguridad, confort y dinamismo. Las llantas de un automóvil deben reunir múltiples cualidades que, a veces, parecen antagónicas. Una serie de requisitos imprescindibles que cumplen a la perfección todas las llantas de nuestra gama.

03.05.2024 // Texto: Diego García // Fotos: Amos Fricke

2 minutos de lectura
2

COMPARTIR

Las ruedas, y por ende las llantas que las componen, son una parte esencial del automóvil. Sin ellas, no es posible el movimiento. Un movimiento que debe poder realizarse cumpliendo con los máximos estándares de seguridad y confort, lo cual requiere una construcción impecable con unas dimensiones perfectamente especificadas. Y al mismo tiempo, las llantas son el complemento principal de la estética en un coche, su tarjeta de presentación ante el público. El accesorio que debe realzar, con sus formas, la filosofía y el propósito del modelo que las equipa.

Si elegir el calzado incorrecto puede estropearnos el día, una llanta inapropiada puede romper la imagen de un coche o, aún peor, comprometer su seguridad. ¿Cómo evitamos que esto suceda en Mercedes-Benz? Todo comienza en nuestro centro de diseño, donde nuestros diseñadores trabajan siguiendo una pauta muy clara: la llanta debe potenciar el diseño de cada vehículo dentro de su respectiva gama.

Así, siguiendo las últimas corrientes de la moda y sin caer nunca en el recurso fácil de las formas básicas, una llanta para la Clase S rendirá culto a la elegancia suprema con sus finos radios que se multiplican, mientras una para los modelos de nuestra gama SUV hará gala de un planteamiento robusto, casi muscular. Por su parte, las llantas de nuestros roadsters y coupés se enfocan en la deportividad, con propuestas de gran tamaño donde cada radio se fusiona con el borde de la llanta para exhibir una imagen poderosa.

Estos diseños solo tienen un límite, el de las pautas que marcan nuestros ingenieros para cada aplicación, establecidas a su vez a partir de las características técnicas del modelo que recibirá la llanta: el peso de sus ejes, las dimensiones de sus pasos de rueda, el espacio que debe liberarse en su interior para alojar los sistemas de frenado… La creatividad de los diseñadores solo tiene vía libre cuando se aprueba este exhaustivo estudio de viabilidad.

A día de hoy, cada una de nuestras llantas empieza siendo un modelo digital en 3D en la pantalla de un ordenador. Mediante estos renderizados de alta precisión, es posible rectificar cualquier fallo en el diseño e, incluso, simular cómo se comportará la llanta en condiciones reales de uso.

El siguiente paso ya comprende crear, a partir de ese renderizado, los primeros prototipos físicos de la llanta, que deberán superar un examen a nivel molecular y unas pruebas de resistencia y fiabilidad cuyas condiciones, como es nuestra tradición, superan por mucho lo que exigen las normativas. Solo así podemos estar convencidos de añadir una nueva llanta original Mercedes-Benz a nuestro catálogo, el cual ofrece una media de 120 referencias diferentes para cada modelo de vehículo.

Es posible que alguna de estas llantas no esté disponible para el mercado español.
Verifíquelo con su concesionario local.

COMPARTIR

También te gustará

Acompáñanos a un viaje por nuestro universo Mercedes-Benz lleno de nuevas experiencias. Suscríbete y descúbrelos.